Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Guantes desechables de un solo uso

Como su nombre lo indica, los guantes desechables de un solo uso consisten en un tipo de prenda que se utiliza únicamente una vez, con el propósito de proteger las manos frente a sustancias dañinas y/o para prevenir posibles heridas.

Guantes de un solo uso, ¿Qué son?

Y es que dependiendo del tipo de guante y su tamaño, podríamos decir que supone una especie de funda cuya finalidad es cubrir todos los dedos y la mano completamente, incluso la zona de la muñeca.

De igual manera, cabe mencionar que esta clase de guantes suele ser conocida por ser usada de forma muy frecuente, sobre todo en situaciones o actividades que supongan no mucho tacto y cuyo nivel de riesgo sea reducido, por ejemplo, en farmacias, laboratorios, electrónica o manipulación de piezas, etc.

Asimismo, debido a la facilidad de uso que poseen, suelen ser guantes sumamente usados para manipulación en general.

A medida que pasa el tiempo, los guantes de un solo uso, igualmente conocidos como guantes desechables, son utilizados con mayor frecuencia y como ya hemos dicho, consisten en guantes destinados a ser usados solo una vez, aunque en ciertos casos, es posible usarlos de forma repetida por un corto lapso de tiempo.

guantes desechables de color azul

Por lo general, tienen su uso principalmente dentro de la industria alimentaria, laboratorios, mecánicos, limpiezas, jardinería e incluso para veterinarios.

Cabe mencionar asimismo que los más comunes suelen ser los guantes de vinilo, nitrilo, latex y polietileno,  todos con sus propias características y particularidades que les permiten ser más o menos adecuados para cada aplicación posible.

Tipos de guantes desechables

Los guantes desechables o de un solo uso, pueden encontrarse disponibles en diversos materiales, lo cual permite que puedan adaptarse en mayor medida a las necesidades que presente cada usuario.

Por lo general, dentro del mercado se pueden conseguir guantes desechables de látex, de nitrilo y de vinilo, pero también es posible encontrarlos empolvados, lo cual facilita tanto su colocación como su extracción de la mano.

Ahora bien, a continuación hablaremos un poco sobre cada uno:

Guantes de nitrilo

  • Resultan totalmente aptos para cualquier clase de uso que suponga un elevado nivel de exigencia.
  • Del mismo modo que sucede con el látex, el nitrilo se caracteriza por ofrecer una gran sensibilidad táctil, aunque también destaca por tener una increíble resistencia tanto al pinzamiento como al desgarre.
  • Resultan perfectos al momento de realizar trabajos que involucren la manipulación de objetos punzantes y cortantes, al igual que de productos químicos por un largo periodo de tiempo; y al mismo tiempo proporcionan una enorme sensibilidad táctil.
  • Asimismo, hay que señalar que los guantes desechables de un solo uso de nitrilo se caracterizan por ser los que cuentan con una menor incidencia ante posibles reacciones alérgicas al tener contacto con la piel. Y aunque pueden tener un precio algo elevado, se presentan como una apuesta totalmente segura.

Guantes de látex

  • El látex se caracteriza por ser el material más generalizado cuando de la fabricación de guantes desechables se trata, los mismos destacan sobre los otros tipos de guantes de un solo uso debido a la gran habilidad que poseen para mantener tanto la sensibilidad táctil como la destreza de las manos, razón por la cual son muy usados dentro de los procedimientos quirúrgicos.
  • De igual modo, hay que decir que además de poseer una gran elasticidad y ser capaces de amoldarse sin problema a la mano, estos guantes también cuentan con una gran resistencia y suelen tener un precio bastante asequible.
  • Sin embargo, cabe señalar que su uso puede no ser indicado para ciertas personas, ya que podrían llegar a causar reacciones alérgicas (rojeces, irritaciones, etc.) en la piel; además, suelen ser susceptibles a roturas al entrar en contacto con objetos punzantes, por ejemplo, con tijeras.

Vinilo

  • Los guantes de un solo uso fabricados con vinilo son conocidos por presentarse como la alternativa más económica entre todas las disponibles, por lo que en esos momentos en los que sencillamente se requiere de un par de guantes que puedan funcionar como barrera entre las manos y cualquier tipo de superficie, este tipo de guantes supone la mejor opción.
  • Resultan totalmente ideales a la hora de realizar tareas de corta duración, las cuales no supongan la manipulación de material peligroso debido a que, su principal desventaja es que están fabricados con un material realmente susceptible ante el desgarre al tener contacto con objetos punzantes.
  • A diferencia del látex, los guantes de vinilo cuentan con una reducida elasticidad, razón por la cual no suelen ajustarse completamente a la mano; por lo que al apostar por usarlos es importante asegurarse de escoger la talla adecuada.
  • Además, no suponen ningún tipo de inconveniente en cuanto a posibles reacciones alérgicas.

¿Cómo colocarse y quitarse los guantes de un solo uso?

Para comenzar, es esencial elegir el tamaño correcto para nuestras manos, independientemente del tipo de guantes que se quiera adquirir, deben ser ajustados aunque no apretados, para permitir el movimiento de los dedos fácilmente.

En cualquier caso, es conveniente tener en cuenta lo siguiente para su colocación:

  •         Lavar y secar correctamente las manos.
  •         Usar una mano para sostener el guante y luego introducir la otra.
  •         Realizar el mismo proceso con la otra mano.

Al momento de quitarlos, hay que tomar el guante alrededor del borde de la muñeca y sacarlo de tal manera que los posibles residuos queden en su interior, de este modo será posible desecharlos con seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.