Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Consejos para mantener tu bicicleta eléctrica

Al apostar por cualquier tipo de productos pensados para funcionar como medio de trasporte y como podría serlo el alquiler de bicicletas eléctricas en Barcelona, resulta preciso tomar en cuenta que el paso del tiempo ejercerá diversos efectos sobre la estructura de la bicicleta, razón por la cual será necesario revisar de forma periódica con el propósito de descubrir si precisa o no de algún ajuste y/o cambio.

La importancia del mantenimiento de las bicicletas eléctricas

En este sentido cabe decir, que uno de los temas que por lo general causan mayor preocupación en aquellas personas que aún son ajenas al mundo que suponen las bicicletas eléctricas, consiste en el tema del mantenimiento de las mismas, ya que se trata de un aspecto fundamental para que puedan mantenerse funcionando adecuadamente, teniendo así un largo periodo de vida útil.

La importancia del mantenimiento de las bicicletas eléctricas

Y aunque su mantenimiento tiene que ser llevado a cabo incluso antes de empezar a presentar fallos, dado que varias de ellas suelen ser sensibles ante determinados tipos de terrenos y/o actividades, lo cierto es que no existe nada por lo cual preocuparse, ya que el mantenimiento que requieren las bicis eléctricas es bastante parecido al de las bicicletas convencionales.

Además, este tipo de bicis son el complemento perfecto para hacer ejercicio. Sobre todo para evitar problemas en el gimnasio con otras personas.

Consejos a tener en cuenta acerca del mantenimiento de las bicicletas eléctricas

La micro-movilidad destaca por ser una de las alternativas más famosas a la hora de desplazarse alrededor de las grandes ciudades como Barcelona, ya que existen vehículos tan prácticos como las bicicletas eléctricas, las cuales ofrecen la posibilidad de movilizarse de manera rápida y económica, al mismo tiempo que se ayuda a cuidar el medio ambiente.

Sin embargo ¿Qué sucede con su mantenimiento?

Las e-bikes o bicicletas eléctricas no dejan de tratarse de una bicicleta, razón por la cual más allá de su mantenimiento tradicional (frenos, cambio, ruedas, piñones y cadena), es preciso prestar atención a aquellos elementos que las distinguen de las demás.

En este caso estaríamos hablando del motor, la batería y por supuesto los componentes que forman el sistema eléctrico. Pero para que resulte más sencillo, a continuación mostraremos los puntos clave del mantenimiento de las bicis eléctricas.

Limpieza de la bicicleta

Al igual que en toda clase de bicicletas, a medida que se use, la mugre se acumulará en la e-bike, por lo que antes de que la suciedad comience a atacar las zonas más delicadas de la bicicleta como los frenos y/o las cadenas, resulta preciso asegurarse de mantenerlas correctamente limpias.

La importancia del mantenimiento de las bicicletas eléctricas

Hay que tener en cuenta que debido a que se trata de algo eléctrico, queda totalmente prohibido utilizar la presión, de manera que la limpieza debe realizarse perfectamente con el uso de trapos y cepillos.

No hay que olvidar igualmente que antes de comenzar con la limpieza, es preciso retirar la batería y después de haberla limpiado correctamente, será necesario secarla totalmente antes de colocarla nuevamente, lo cual puede hacerse al aire libre aunque lo más conveniente es hacerlo a mano.

El sistema eléctrico

Las bicicletas eléctricas se encuentran formadas por elementos tecnológicos, entre los que se encuentran los sensores, el display, el sistema antirrobo electrónico, el controlador y el motor.

El funcionamiento de los mismos se encuentra diseñado con el fin de ofrecer una extensa vida útil, pero sin embargo, resulta esencial revisarlos ocasionalmente.

En caso de presentar cualquier tipo de fallo, los fabricantes suelen aconsejar que se acuda al servicio técnico con el propósito de conseguir una apropiada solución, especialmente si la bicicleta se encuentra en garantía.

El lavado

Mantener una bicicleta eléctrica limpia y en buen estado no supone un gran inconveniente, ya que sus componentes electrónicos se encuentran especialmente creados para ser capaces de aguantar la humedad, excepto por la batería.

Frenos y ruedas

Las bicicletas eléctricas también necesitan el mantenimiento que se les da a las bicis convencionales, esa es la razón por la cual es preciso revisar frecuentemente el estado de los neumáticos, para poder cambiar las cubiertas al presentar un gran desgaste o tener cualquier clase de deterioro.

De igual manera, resulta importante prestar especial atención a la presión, a fin de poder ajustar los niveles de la misma de acuerdo tanto al peso del usuario como al uso de la bicicleta.

De vez en cuando conviene revisar también el ajuste de los radios, debido a que las bicicletas eléctricas cuentan con un peso mayor a de las bicis tradicionales. Por otra parte y en el caso de los frenos, es preciso asegurarse de revisar no solo la maneta y los tensores que se encuentran a su lado, sino también el estado de las zapatas o las pastillas.

Otros elementos

A fin de desplazarse con seguridad y evitar cualquier posible susto, resulta importante ajustar el cambio de marchas, tensando y ajustando el desviador trasero, al igual que apretar periódicamente los tornillos de la tija del sillín, las bielas de los pedales y el manillar.   

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *