Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Por qué tenemos cosquillas?

Las cosquillas son una de las formas más efectivas de lidiar con el estrés y hacer reír a los más pequeños de la casa. Pero ¿Te has preguntado alguna vez que son realmente las cosquillas o por que las personas tienen cosquillas en ciertas partes de su cuerpo? Quizás nunca lo hayas hecho, pero es un algo que realmente vale la pena conocer.

¿Por qué las personas tienen cosquillas?

Como bien mencionamos, esto es una reacción química que se activa en el cerebro tras tener contacto en ciertas zonas del cuerpo.

Esto ocurre por un reflejo involuntario del cerebro que al creer que el cuerpo está o corre peligro. Esto provoca que la persona se alarme y despierte inconscientemente la necesidad de tener que huir para estar a salvo.

Actualmente esto no tiene ni es de esa manera. Es simplemente un rasgo de nuestros antepasados que aún sigue vigente. Se puede decir que era una forma útil hace millones de años para mantener la supervivencia. Hoy en día es solo un reflejo involuntario que solemos asociar con la felicidad.

Pues bien, para que la persona tenga o sienta cosquillas, se deben cumplir una de las dos siguientes condiciones:

Tomar desprevenido a alguien (El factor sorpresa)

  • Aunque principalmente el factor sorpresa es la principal causa de las cosquillas, no siempre aplica para todas las personas. Incluso hay quienes pueden controlar esto a voluntad propia. Por ejemplo, hoy un extraño viene y te causa cosquillas.
  • A medida que la vas conociendo las probabilidades de que te vuelva a causar cosquillas es más baja. Parece que no tiene sentido pero realmente es así.
  • A esto se le puede asociar un vínculo o programación neurológica. Es básicamente acondicionar y preparar a tu cerebro para que al recibir contacto de alguien en específico, no sientas cosquillas y puedas controlar esos impulsos de reírte o sentirte incómodo.

Lugares del cuerpo que tienen cosquillas

  • Decirte específicamente cuáles son las partes del cuerpo con mayor sensibilidad a las cosquillas es imposible. Esto se debe a que cada cuerpo es diferente y la sensibilidad de cada cuerpo también lo es.

pareja haciendose cosquillas

  • Por ejemplo, alguien puede sentir cosquillas en los brazos al sentir el roce de los dedos. Mientras que otra persona no sentirá absolutamente nada y sentirá cosquillas si pasas tu dedo por el plexo solar.

Pero como tal, cualquier parte del cuerpo tiene la capacidad de sentir cosquillas. Entre las más comunes se encuentran:

  • Piernas, específicamente la zona de los muslos de la parte interna.
  • Zona de la entrepierna.
  • Caderas y abdomen.
  • Plexo solar.
  • Senos y sus alrededores (en caso de las mujeres)
  • Tetillas.
  • La zona del cuello a sus alrededores.
  • La oreja.
  • Axilas.
  • Caricias en el cuero cabelludo.
  • Espalda.

Cómo podrás ver, existen muchos lugares que pueden ser estimulados por las cosquillas, pero no todos los lugares siempre son el punto débil de alguien. Cabe destacar que un factor que influye muchísimo es la cercanía que tienes con la persona que quiere hacer cosquillas.

No causa el mismo efecto de alguien que te agrada o sientes mucho afecto que lo que puede llegar a provocar alguien que te cae muy mal.

Mientras que con uno estarás y te sentirás feliz, con la otra habrá sentimientos de desprecio y/o resentimientos (sentimientos negativos). Si no crees que es así ponlo a prueba para que lo veas por cuenta propia.

Además, los desconocidos tienen un efecto ambivalente. Es decir, puede causar o no cosquilla en tu cuerpo.

Y es increíble que las cosquillas al ser una reacción química enviada por el cerebro a través del sistema nervioso, existan personas que no tienen ni la más mínima pizca de cosquillas en sus cuerpos. Por suerte, hoy tendrás la oportunidad de conocer qué son las cosquillas y otros datos interesantes al respecto.

¿Qué son las cosquillas?

Las cosquillas son consideradas como una reacción química el cerebro envía producto del contacto de algo en nuestro cuerpo.

Aunque uno de los principales factores que contribuyen a que la persona tengas estas sensaciones es el saber que alguien nos hará cosquillas. Claro que no es la única manera de provocar esta sensación. Es decir, que existen dos tipos de cosquillas.

La primera de ellas es la que solemos conocer y la que nos causa risa. Esto se considera como una sensación agradable pero al mismo tiempo insoportable. Si no has escuchado de los métodos de tortura a través de las cosquillas, pues es por esa razón que se le atribuye una sensación desagradable.

El segundo tipo de cosquillas es aquella que es causada por contacto con superficies a los que nuestra piel es sensible. Aunque también la percepción de un animal o insecto con nuestro cuerpo también produce una sensación similar. La única diferencia es que esta no causa “felicidad” o risas. A esto se le conoce como cosquillas knismesis, simplemente es una reacción natural del cuerpo.

Comparte esta información en tus redes sociales si te ha parecido interesante y algo que los demás necesitan saber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.